lunes, 10 de mayo de 2010

Las consecuencias

Se encontraban todos reunidos en una gran sala, que se había construido, con el fin de que no hubiera que utilizarla jamás.
Se estuvieron preparando todo tipo de técnicos y profesionales en la materia durante décadas, siempre con la convicción de que nunca llegaría el momento en que tendrían que poner en marcha todos los protocolos necesarios para que empezara a funcionar la Estación Perdición.
Le pusieron ese nombre, porque si se daba alguno de los posibles casos para los que se habían estado preparando durante todos esos años, habría llegado la perdición del ser humano y lo que llevaba intrínsecamente en su significado dicha palabra, supondría la pérdida de cientos de miles de vidas humanas, animales y vegetales. Se perdería por completo la forma de vida que hasta ahora conocemos.
Ahora se veían en la necesidad de hacer frente a esta catástrofe de magnitud colosal, que había provocado la desaparición de una cuarta parte del planeta y que amenazaba con extenderse a más países.
Curiosamente, existía una posibilidad de que la situación mejorará por sí misma y era el hecho de que si el viento cambiara y se dirigiera al sur, hacia los países, con menos contaminación, habría una oportunidad para el resto.
Tras mucho discutir, acerca de que era lo que había provocado, que la atmosfera se incendiara de aquella manera, llegaron a la conclusión de que habían sido una serie acontecimientos, que se unieron y eso fue lo que provocó tal desastre.
El doctor James, tras haber recibido los últimos informes de la Sociedad Internacional de Geofísica, pudo constatar, que lo que había provocado aquel incendio del demonio, fue el hecho de que entrara en erupción el volcán del Teide y que todas las partículas, que lanzó al exterior y debido a su composición y las elevadas temperaturas, con que se mantenían en suspensión, entraron en contacto con los gases, que durante tantas décadas el ser humano a estado contaminando la atmósfera y esto hizo que se prendiera una llama, cual infierno se hubiera abierto paso hasta la corteza terrestre.
Ahora, cómo en la mayoría de los casos anteriores, toca reflexionar, acerca de lo que se ha estado haciendo mal y toca llorar la pérdida de tantas vidas de seres queridos.
Habrá que plantearse una forma de vida distinta de la que hemos estado llevando hasta ahora y…
Sr. James, parece que el viento, está dirigiéndose hacia el norte, exactamente hacia nuestra posición. Los satélites no pueden enviar la señal de cómo va evolucionando la nube, debido a que al estar formada por miles de partículas metálicas, impiden que traspase la señal.
Señor ¿Qué hacemos, avisamos a la población?

1 ):

Fer dijo...

Joder, mira tu que este tema me suena en que puede estar inspirado ... eh ??? nubecita de las narices.

Un abrazo

Publicar un comentario